Cómo Redactar un Contrato de Servicios

En esta ocasión me gustaría compartir contigo algo que es muy solicitado en las comunidades de emprendedores y Freelancers. Cómo redactar mi propio contrato de servicios y qué este debe incluir. Para nadie es un secreto que cómo profesionales independientes nos enfrentamos diariamente con todo tipo de retos en cuanto a las negociaciones de nuestros servicios. Por tanto, la necesidad de contar con un esquema de contrato se convierte en algo latente en nuestro día a día.

Desde mi punto de vista, un contrato es la bandera blanca de paz entre tú y tus clientes. Es en este documento donde tienes la oportunidad de poner todos los puntos claros y no dejar nada a suposiciones. Es importante que tus clientes estén totalmente conscientes de lo que les estas ofertando, y además, que conozcan sus condiciones de uso.

 

¿Qué elementos deben ser tomados en cuenta en un contrato?

  • Persona o empresa contratista.
  • Persona o empresa responsable de ofrecer el servicio o proveedor.
  • Nombre de los servicios que están siendo contratados.
  • Finalidad por la cual los servicios son contratados.
  • Durabilidad del contrato.
  • Pago total correspondiente por los servicios.
  • Formas de pago (plazos o porcentajes).
  • Acuerdo de confidencialidad.
  • Obligaciones de las partes.
  • Horarios de trabajo disponible para acudir a las inquietudes del cliente.
  • Penalidades por incumpliento para ambas partes.

Estos son algunos de los factores más comunes que se presentan durante la redacción de un contrato, pero es pertinente considerar que algunos de dichos elementos podrían variar según la naturaleza de los servicios.


 

Estructura básica de un contrato de servicios:

  1. Datos generales de las partes involucradas.
  2. Antecedentes.
  3. Objeto del contrato.
  4. De la Prestación del servicio.
  5. Naturaleza del contrato.
  6. Plazo.
  7. Modificaciones en los servicios.
  8. Contraprestación.
  9. Obligaciones de las partes.
  10. Resolución.
  11. Confidencialidad.
  12. Propiedad intelectual.
  13. De la resolución de controversias.
  14. De los domicilios.
  15. De la aplicación supletoria de la ley.
  16. Firmas de las partes.

 

Si eres como yo y no estás muy familiarizado con los términos legales antes mencionados, a continuación te dejo un enlace en el que podrás descargar un modelo de contrato ya confeccionado. Así sólo tendrás que sustituir los textos que no te sirvan por aquellos que se adapten perfectamente a tu clase de negocio.

Espero que este articulo te haya servido de mucho y, si es así, por favor, no dejes de compartirlo con tus amigos para que ellos también puedan beneficiarse. No olvides dejar tu opinión en la caja de comentarios.

Facebook Comments

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario.